miércoles, 21 de marzo de 2012

Fuera de combate


Si antes comento que estoy teniendo una temporada sin enfermedades ni lesiones, antes caigo.
Como os comenté en la crónica de Laredo, no me encontré muy bien en carrera, tenía sensaciones raras. Es una suposición, pero quizá estuviera ya incubando lo que me ha dejado KO.

El martes de la semana pasada empecé a sentirme mal, con dolores musculares y de garganta. Iluso de mí pensé que con parar un par de días la cosa no iría a mayores. No sólo no mejoré sino que el dolor de garganta fue a más durante la semana hasta el punto de que tragar saliva era una penuria. Tras 3 noches durmiendo mal, el domingo me acerqué al centro de salud (en su modalidad de urgencias) por si me mandaban antibióticos. El doctor me dice que no tengo placas, que lo único que hay es una infección de garganta así que a aguantar el temporal con paracetamol e ibuprofeno.

Total, que la guinda la segunda parte de la temporada, la media de Alcalá, donde hice marca el año pasado no contó con mi presencia. Es una lástima porque creo que estaba para mejorar Getafe. Tendrá que ser en otra ocasión.

Hoy todavía estoy tocado pero espero poder volver a rodar esta semana. Espero que esté parón obligado me venga bien para regenerar para la última parte de la temporada.

Y ahí viene la duda, ¿qué hacer? Ahora mismo barajo dos opciones:

1) Trabajar un poco la base y luego calidad a fuego para competir primero en 5000 y 3000 y luego bajar al 1500 y 800. Digamos que éste sería el enfoque tradicional que he seguido estos años: olvidarme de los kilómetros y centrarme en series rápidas con mucha recuperación.

2) Meter más base y volumen, y luego enfocar el entreno como si estuviera preparando 10000. La idea sería buscar un 10K y/o una media y luego bajar bruscamente al 5000 con alguna sesión específica. Algo así como: meter kilómetros hasta mayo y luego enfocar las series de otra manera, no tan a fuego, recuperando más.

No sé, tendré que meditarlo. Tiempo voy a tener porque hay que ver lo que cunden los días sin salir a entrenar, estirar, ducha, etc etc

3 comentarios:

gulez dijo...

Yo cuando estaba federado hacía algo parecido a la primera opción. Corría hasta media maratón en invierno y luego bajaba hasta el 3000 (había pocos) y sobre todo 1500 - 800. Un par de temporadas hice también 5000 (3 en total). El calor me mataba para acumular km y prefería hacer calidad.
Debes elegir lo que más te guste y si te gustan los dos por igual, ahí está el dilema.

Darío Collado dijo...

Al menos no es muscular!
Así que date con un canto en los dientes como se suele decir :)

Haz lo que te apetezca, así debe ser, ya tienes los deberes cumplidos por este año en 10K y Media, date el gustazo de lo que te más rabia te dé!

Ánimo!

amj dijo...

Muchas gracias por los consejos! Ya estoy corriendo otra vez, así que de momento voy a hacer dos/tres semanas de rodajes y fuerza y luego veremos qué me pide el cuerpo. Desde luego tiempo hay porque aún es pronto para empezar a afinar para la pista.

Saludos!

Publicar un comentario