martes, 20 de diciembre de 2016

Carrera de las Empresas 2016 (Madrid): la crónica

De todo se sale
 Después de muchísimos meses, concretamente 28 (casí nada al aparato), me he vuelto a poner un dorsal con la intención de exprimirme un poco. La lesión que sufro desde noviembre de 2014 me ha dejado correr a ratos, pero no me ha permitido tener la continuidad suficiente para poder plantearme nada serio a nivel deportivo. Recaídas, desánimo, mala leche...qué os voy a contar que no sepáis.

Para quitarme el síndrome de abstinencia he hecho algo de bici y deporte salud, e incluso he acompañado a mi padre en varias carreras durante 2015 y 2016 (de memoria me vienen a la cabeza la Vallecana, Canillejas, la Carrera contra el Cáncer, la Carrera del Agua, la Carrera del Taller o la Madrid Corre por Madrid). En todas nos movimos entorno a los 5 min/km y aunque cuando estás tocado eso te sabe a gloria, siempre te queda el run-run de volver a apretar el acelerador, hacer series, controlados y competir a lo que te dé el cuerpo.

Y parece ser que poco a poco veo la luz al final del túnel. Desde el verano estoy siendo muy cuidadoso con las cargas de entrenamiento, escuchando mucho al cuerpo, trabajando en serio la fuerza y tratando de evitar por todos los medios dar pasos atrás. Algún día sigo teniendo ligeras molestias pero llevo unos cuantos meses con continuidad, que como he dicho alguna vez en el blog, es la clave de este deporte.

Total, que hace unas semanas en mi trabajo decidieron que éste era un buen año para participar por primera vez en la Carrera de las Empresas y pensé que era una buena ocasión comprobar el estado de forma real. Me decanté por la versión corta y zapatillas de rodar para evitar riesgos en la medida de lo posible.

El recorrido de la carrera no es muy atractivo, el clásico sube-baja en la Castellana, pero el ambiente fue bastante bueno a pesar de la rasca a las 9 de la mañana. Mucha, mucha gente, y sobre todo, muchas, muchas mujeres. Está claro que la tan manoseada equidad está llegando a las carreras populares.

Salida rápida y 3 kms para arriba que me tomo a ritmo de controlado, entorno a 4:10 min/km giro y a darle zapatilla, buenas sensaciones y dos últimos kms a 3:30 y poco que me dejan un gran sabor de boca. De verdad que creía que nunca volvería a tocar esos ritmos. Resumen, 6 km a 3:49 min/km de media (que si miramos atrás es más lento de mi marca en medio maratón) pero que me hacen sentirme corredor otra vez.

Es difícil que vuelva a correr como corría pero...¿y si sí?

viernes, 1 de julio de 2016

Fuck you runner!

El otro día, echando un vistazo a una revista, me di cuenta que el nivel de tontería en el mundo "runner" (otrora atletismo popular) está alcanzando cotas insospechadas.

De hecho, por un momento dudé si estaba leyendo la versión inglesa o americana de Runner's World...pero no, perlas como "make every run an adventure" "Victory Endurance means go" "two teams North vs South" "Women's Health fit night out" o "yo dona run the night by Sanitas" estaban presentes en los anuncios de las páginas de la edición española de esta popular revista.

Supongo que los creativos y responsables de publicidad de marketing de la industria de esto "del correr" lo tendrán más que estudiado (marcas como Polar o Garmin no dan puntada sin hilo) y estará demostrado que la publicidad con reclamos en inglés es más efectiva para el corredorcito de a pie, pero sinceramente, a mí no me gusta.
Por un lado, creo que el castellano es un idioma lo suficientemente rico como para anunciar cualquier producto de manera efectiva y por otro, siempre me queda el regusto amargo de tener claro que la creencia generalizada es siempre "lo de fuera" es mejor. En fin, qué le vamos a hacer...








miércoles, 22 de junio de 2016

Mercedes-Benz Bike Tour Moralzarzal. La crónica.

Dándole al pedal

Como las sesiones de carrera que puedo hacer a día de hoy no son ni muy largas ni, sobre todo, muy intensas, estoy buscando alternativas con la bici para quitarme el mono y mantenerme en foma en la medida de lo posible.

Con esa idea disfruté hace unos días de una ruta por los caminos de la Cuenca Alta del Manzanares en una ruta no competitiva de bicicleta de montaña patrocinada por Mercedes-Benz, denominada Mercedes-Benz Bike Tour. Estas salidas son organizadas por toda España en las cercanías de concesionarios Mercedes. En mi caso me enteré por la radio y me apunté por internet.

Vista de la Cuerda Larga
La verdad es que la experiencia fue muy agradable. Todo muy bien organizado, monitores, avituallamiento, maillot de regalo..con el pequeño pero de la confusión en la hora de salida (en los correos de la organización ponía a las 10 y en la web a las 11 lo que hizo que algunos participantes llegaran tarde). Y todo ello gratuito, de 10 la verdad.

Mi ya veterana Scott Scale 30 de 26 pulgadas

La ruta transcurrió a un ritmo calmado marcado por los monitores, con abundantes paradas para reagruparnos e incluso recibir una interesante charla acerca de los diferentes picos que conforman la Cuerda Larga. En total fueron unos 20 kilómetros con el aderezo de la subida al mirador de Moral para los que nos animamos a pesar del calor reinante.


En definitiva, una experiencia sin duda recomendable para los aficionados a la bicicleta de montaña. Eso sí, no esperéis ritmos vertiginosos o competición, porque ésos no son los objetivos de esta iniciativa.

Fotos: propias y gentileza de la organización sacadas de este link.

Parte delantera del maillot Faster Mercedes-Benz
Trasera del maillot gentileza de la organización

martes, 7 de junio de 2016

Prueba Cannondale Scalpel-Si Race. Test The Best (Cercedilla 2016)


Cannondale Scalpel-Si Race, espectacular

Estamos ya en junio y aún no he estrenado el blog en 2016. El propósito inicial del mismo, básicamente reflejar por escrito entrenamientos y competiciones atléticas, ahora mismo no tiene mucho sentido. Aunque puedo correr, no se puede decir que esté entrenando, he recaído un par de veces de la lesión que me trae de cabeza desde hace casi dos años y la verdad es que estoy bastante desconectado del mundillo ahora mismo. Eso sí, no pierdo la esperanza de levantar cabeza de una vez...aunque de eso ya hablaré más adelante si logro también recuperar este espacio virtual.

Para mantener un poco la motivación, decidí apuntarme al Test The Best como ya hiciera en 2012 y 2013. El Test The Best es un evento organizado por la revista BIKE que trata de acercar marcas y usuarios, de un modo a mi entender muy interesante, permitiendo al aficionado a la bicicleta de montaña probar el material de un gran número de marcas (BH, Cannondale, Focus, Scott, Specialized, Trek, Giant, Canyon...) por un precio simbólico, 2 eurillos, que además van destinados al IMBA. Adicionalmente se celebran marchas y conferencias con un ambientillo bicicletero muy especial.

En esta ocasión, dado que mi forma es paupérrima, descarté participar en el maratón y sólo me apunté para probar un auténtico bicicletón: una Cannondale Scalpel-Si Race, equipada con lo mejor de los mejor: XTR monoplato, ruedas Enve de carbono...un caramelito de unos 7000 euros de precio tarifa. La doble suspensión tope de gama de Cannondale para competiciones de XC.

El menda lerenda con el pepino


La organización me pareció buena, el montaje de carpas es espectacular y el entorno precioso, peeeero...siendo honestos el día que yo fui (sábado por la tarde) el ambiente estaba un tanto desangelado, con poca gente pululando por la feria. Está claro que el tiempo, con lluvia fuerte y bastante fresco no acompañó, y si eso le sumamos que coincidía con el famoso partidito de "fúrgol" pues para qué queremos más...Una pena la verdad.

Adicionalmente, Medio Ambiente parece que se ha puesto bastante pejiguero con los recorridos de los circuitos de prueba, siendo muy pisteros, cortitos y un tanto monótonos. De hecho, según escuché es bastante probable que la de 2016 haya sido la úttima edición en Cercedilla. Veremos en cualquier caso.

En lo referente a mis sensaciones sobre la Cannondale, se resumen fácilmente: wow! ¡Vaya bici! Es ligera, sube como un tiro, manejable y con unas suspensiones excelentes. En comparación con mi Scott Scale, noté 1) que la Cannondale frena muchísimo más (nota mental: cambiar pastillas ya) 2) que bajando la suspensión trasera te permite apurar muchísimo más, especialmente si el terreno está tan mojado como el sábado en Cercedilla.

En el apartado de los peros, la bici me estaba un poco pequeña, tendría que haber cogido una M, porque me sentía como encogido subiendo. No me convencieron ni el manillar, excesivamente ancho para mi gusto, ni el sillín Prologo, no muy cómodo y fabricado con un material que no permite "deslizar" con el culotte para moverte y encontrar la posición adecuada en cada momento.

No sé si alguien de Cannondale leerá esto, pero oye, por qué no ser 100% honestos. Las bicis son espectaculares, el montaje de la carpa estuvo genial (con cerveza o refresco al terminar la prueba), los monitores muy simpáticos ("telibles" que dirían ellos) y flexibles con el recorrido de test para poder exprimir el material (esa bajada!) pero me llama mucho la atención que no aprovecharán el hecho de tener un buen número de clientes potenciales para "vender" las bondades de sus increíbles productos.

Si yo fuera responsable de marketing de producto de una marca de bici, estaría muy interesado en hablar directamente con un grupo ya segmentado de potenciales clientes para saber de primera mano cuáles son sus motivaciones a la hora de comprar nuevo material y, por supuesto, también para exponer 3 ó 4 ideas convincentes acerca de las bondades de mi marca y porqué deberían elegirla frente a otras. Creo que se podría extraer información muy muy interesante.

Desde mi punto de vista, que me ajusten una bici de 7000 euros me dejen probarla y no me cuenten nada de ella, con toda la tecnología que lleva...es una auténtica pena y una oportunidad perdida.

Bidón Cannondale de regalo
Actualización 27/06/2016
Dado que di unos cuantos palos a Cannondale por algunas cosillas que no me gustaron en cómo manejaron las pruebas de bicis en el Test The Best, es de recibo decir que he recibido en mi bandeja de correo electrónico con una pequeña encuesta bastante detallada acerca de mi opinión sobre la Scalpel, qué me gustó y qué no. No es exactamente lo que yo reclamaba (información sobre la tecnología y un poquito de marketing sobre su material en vivo y en directo) pero ya es algo. Bien por Cannondale con esta iniciativa.